Instalar suelo de corcho

suelos de corchoEl corcho es uno de los materiales decorativos para pavimentos más económicos y fáciles de colocar, además de que resulta ser un buen aislante acústico. Se debe tener especial cuidado ya que es un material muy flexible. Si está interesado en revestir el suelo con corcho te enseñamos como hacerlo.

La superficie sobre la cual instalaremos el corcho debe ser una superficie lisa y resistente. Los suelos de plástico no pueden agarrar las placas del corcho y por lo tanto no son una buena opción. Si por el contrario el suelo es de terrazo o gres tendremos en cuenta que deberemos tapar las juntas de éste con una pasta especial para que el corcho asiente y no queden huecos. En una superficie porosa aplicaremos el tapa poros adecuado.

Cuando no hay ningún suelo puesto deberemos poner la superficie en la que vamos a trabajar lisa. Para ello compraremos una pasta niveladora que la haremos mezclando tres partes de agua por una de pasta hasta conseguir una masa suave. Esta pasta la extenderemos sobre el suelo y la dejaremos reposar durante un día y medio o dos días según la temperatura y humedad que haya en la zona.

A la hora de escoger el corcho tendremos en cuenta los huecos y pasillos que tengamos, echando aproximadamente un 18 por ciento más de corcho por lo que se pudiera desperdiciar.

Una vez seca la superficie, abriremos los rollos o paquetes de corcho e iremos colocando los necesarios en cada una de las habitaciones, dejándolos abiertos durante dos o tres días aproximadamente para que éstas alcancen el grado de humedad de cada habitación.

Antes de empezar a poner las placas deberemos trazar una línea en el centro de la habitación sobre la que se colocaran en el orden que podemos ver en el dibujo.

Con un lápiz y una regla iremos marcado las placas que cortaremos con el cúter.

Hacemos en un cubo una mezcla de cola especial para suelos de corcho en una proporción aproximada de 190 a 210 gr/m². Esta mezcla la repartimos aplicando una poca en el corcho y otra poca en el suelo ayudándonos con una espátula dentada.

Antes de colocar las placas deberemos dejarlas reposar con la cola extendida en ella unos ocho minutos, y así sucesivamente placa por placa.

Ya puesta la placa de corcho sobre la superficie la iremos pisando con el pie o utilizaremos un trozo de madera para ir aplanándola contra el suelo teniendo especial cuidado en los bordes y en las juntas para que no queden separadas unas de otras ni tampoco despegadas.

El zócalo lo podemos poner de corcho o de madera siempre en una superficie lisa, y si no lo está le daremos una mano de yeso. Si el zócalo es de corcho solamente lo pegaremos con la cola, pero si es de madera deberemos asegurarlo a la pared, con unos tacos de madera que a la vez les clavaremos unos clavos o púas teniendo en cuenta que no deben sobresalir las cabezas de los clavos por el corcho.

Bookmark and Share

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /homepages/2/d374691710/htdocs/pavimentos-tarima.es/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273